declaimer

Entender Cómo Funciona la Resolución de Conflictos

Entender Cómo Funciona la Resolución de Conflictos

El funcionamiento de los medios alternativos de resolución de conflictos, no es complicado de entender, si el tema se expone con claridad y sin demasiados tecnicismos jurídicos.

¿En Qué Sentido Son “Alternativos” Estos Mecanismos para Resolver Conflictos?

Son alternativos a los procesos judiciales que se adelantan en juzgados, tribunales y las Altas Cortes, según dicen algunos estudiosos del tema.

No obstante, creemos que no es una conceptualización lógica, por cuanto, siguiendo el mismo estilo de razonamiento, los procesos judiciales son alternativos a la mediación, la conciliación, el arbitraje y demás
mecanismos extrajudiciales para la resolución de conflictos.

En tal virtud, sería más preciso, desde el punto de vista lógico y conceptual, hablar métodos o medios de solución o resolución de los conflictos jurídicos.

De otro lado y desde el punto de vista de lo que es “alternativo”, según la Real Academia Española, tenemos que el hecho de que un asunto sea alternativo respecto de otro, implica que cuente con la capacidad de alternar con función igual o semejante.

A propósito de lo anterior, tenemos que no todos los medios de resolución de los conflictos tienen una función semejante y, menos igual, dado que solo las sentencias y los autos judiciales tienen el carácter de cosa juzgada, esto es, definitivo e incontrovertible ya.

La Naturaleza de los Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos.

Estos métodos alternativos, como es el caso de la conciliación, el arbitraje, la conciliación en equidad y demás, son de
naturaleza jurídica.

Además, tienen el carácter de civilidad, en el sentido de que son métodos civilizados para dirimir las controversias frente y con la ayuda de un tercero imparcial, para impedir que la fuerza sustituya a la razón.

Otro aspecto a tener en cuenta, en el tema de los medios alternativos de resolución de conflictos, consiste en determinar si estos son equivalentes a los judiciales o, más bien, sustitutos de estos.

Algunos sostienen, incurriendo en una flagrante contradicción conceptual, que no son equivalentes, ni sustitutivos, argumentando (mediante un contrasentido inadmisible) que se trata de métodos que no encuadran en el concepto general de Derecho.

Al mismo tiempo, dicen que la teoría predominante del “Derecho” Procesal, en la actualidad, niega la naturaleza jurídica del proceso.

Con base en este “adefesio conceptual”, sostienen, de paso, que la pretendida equivalencia con lo jurisdiccional, no tiene sentido alguno.

En lo que respecta al marco para la resolución de los conflictos, tenemos que existen algunos elementos que lo conforman, como es el caso del abogado, que es quien representa a un particular (o a una entidad pública) en la defensa de sus derechos.

Tenemos, además, al árbitro que toma una decisión, a pedido de los interesados, esto es, de las partes en controversia. De otro lado, tenemos al Componedor, que es quien convoca, inicia y diseña el proceso (no judicial) de resolución de los conflictos, junto a los interesados (las partes, obviamente).

Otros Participantes en los Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos.

El Experto, a su vez, es quien provee información técnica, científica, artística, artesanal, médica, topográfica, etc., que puede ser útil para dirimir la controversia.

El Mediador, a su turno, sirve como parte neutral para asistir y ayudar a las partes a resolver el caso específico, a la mayor brevedad posible.

En lo que tiene que ver con el Negociador, digamos que participa, como el representante de un interés particular, en discusiones con otros interesados para la resolución de conflictos.

Veamos, ahora, el (o los) elemento más importante: los Interesados, que son los involucrados, directamente, en el conflicto o, también, quienes puedan resultar afectados, indirectamente, con la resolución del mismo.

En lo que respecta, ahora, a las diferentes clases de medios alternativos de resolución de los conflictos, tenemos varios.

La Transacción: es un contrato, mediante el cual, las partes terminan un litigio o evitan un litigio futuro eventual. Es uno de los contratos caracterizados por el hecho de que las partes hacen recíprocas concesiones.

La Negociación: es una manera de resolver un conflicto, en que las partes intentan llegar a una decisión de común acuerdo, en asuntos de mutuo interés y en situaciones conflictivas en las que hay desacuerdos.

Se trata de un proceso privado, que no implica la participación de terceros, dado que solo intervienen las partes y sus respectivos representantes. Además, es preciso aclarar que no hace tránsito a cosa juzgada.

La Mediación: es un proceso negocial más complejo que los anteriores, dado que presupone la participación de un tercero diferente a las partes.

El Mediador puede ser un solo individuo, un grupo de estos o, bien, una institución, al tiempo que las partes pueden escoger quién será el Mediador que, justo es decirlo, debe ser neutral.

En vista de que sólo es un facilitador, no toma decisiones que puedan ser vinculantes para las partes.
Otros mecanismos de resolución de conflictos, son el Arbitraje, la Conciliación dentro de un proceso judicial y la Conciliación por fuera de un proceso de la misma índole.

Phone: Teléfono: 511 21 99
Fax:
y CP de colonia
Número de casa